Opiniones de la taberna Gasca Zaragoza

Nuestra puntuación

Esta semana tenía previsto publicar un artículo de uno de los restaurantes en los que mejor me han tratado en los últimos meses pero ayer que fue domingo, quedé a tomar unas cervezas con unas amigas y al final cenamos y caímos aquí, así que, he hecho unos ajustes en la programación y hoy os hablaré de la taberna Gasca de Zaragoza

Dónde está la taberna Gasca Zaragoza

Este restaurante/bar o taberna de Zaragoza se encuentra en el barrio de las Delicias, en plena Avenida de Madrid a la salida de la Calle Delicias, justo encima de la plaza Huesca de Zaragoza

Calle de Barcelona, 7,

Taberna Gasca Zaragoza
Taberna Gasca Zaragoza

50017 Zaragoza SPAIN

Tel. 976 32 04 64

Su ubicación es muy buena, en una calle con mucho tráfico de personas en una zona con poca oferta de bares de tapas y raciones, particularmente con apertura en domingo, de hecho esta fue una de las razones por las que llegamos a cenar allí, al ser domingo bastantes opciones de las que teníamos en mente habían cerrado.

Importante no confundir este bar con el Bar La Gasca, un bar de barrio que se ubicaba al lado de la plaza Salamero, en el centro de Zaragoza y que cerró sus puertas hace algunos años. Un bar más bien chapado a la antigua que poco tiene que ver con la taberna Gasca de Zaragoza.

Instalaciones de la taberna Gasca de Zaragoza

Se trata de un bar de barrio por lo que no esperéis grandes instalaciones ni decoraciones minimalistas, de hecho, en el barrio cantaría bastante una decoración así y no encajaría, probablemente la gente no se encontrara a gusto.

Es un bar de proximidad, un lugar de encuentro de los vecinos del barrio de las Delicias, pero no un sitio al que ir, como decimos nosotros, de propio. Independientemente de esto, la relación calidad precio del restaurante es bastante buena y por ello muchas son las cenas de amigotes que se desplazan hasta aquí.

Este restaurante en las Delicias de Zaragoza posee dos puertas de acceso, la principal se localiza en la calle Barcelona, justo al lado de Avenida Madrid, y acceso desde el que se llega a la barra del mismo que está llena de tapas y raciones bastantes apetecibles.

Junto a la barra hay una zona de mesas para cenar o tomar algo, así como la propia barra que siempre está llena de gente que aprovecha ese espacio para degustar las tapas más apetecibles.

Yo siempre que voy hay bastante gente en la barra, de hecho yo suelo ser uno de ellos, por lo que os recomiendo no sentaros para cenar en la zona de la barra, ni sentaros con la intención de estar bastante tiempo, es un poco incómodo, agobiante de gente que entra y sale. Os recomiendo la zona de comedor para cenar y sentaros allí solo si queréis tomaros una cerveza o una tapa rápida.

Al fondo de la barra, un par de escaleras separan la misma de la zona del comedor, un comedor con bastante capacidad aunque un poco ruidoso, pero en la línea de cualquier bar de barrio.

Al fondo del comedor a la derecha se encuentran los baños y a la izquierda la salida del bar a la calle que si no me equivoco se llama Jorge Jordania, una puerta secundaria pero en la que también entra bastante gente.

comedor Taberna Gasca
comedor Taberna Gasca

Menús de la taberna Gasca de Zaragoza

Hemos dicho que se trata de un bar de barrio, un lugar en el que no encontrarás grandes delicias gastronómicas pero que podrás comer productos de calidad y a buen precio.

Se trata de comida típica de cualquier bar o taberna, una carta basada en fritos, carnes, pescados, platos combinados y algún guiso.

La carta es de raciones en la que no pueden pasar las papas bravas, las puntillas, los calamares etc… tienen una sección de “especialidades” que sinceramente os recomiendo no elegirla, no se puede decir que no sean buenas pero tienen cosas mejores que las especialidades, como por ejemplo el Carpaccio de bacalao.

Quizás es que yo sea un gran amante del bacalao, pero me parece algo espectacular, no por lo elaborado del plato sino por el sabor y calidad del bacalao y la cantidad. Se trata de bacalao desalado y un poco de salsa de tomate encima.

Otro de los platos que me gusta pedir, sonará a simple, pero es el jamón, no es que sea un súper jamón pero lo cortan tan sumamente bien y lo presentan tan bien en un plato de pizarra negra que dan ganas de comer a todas las horas

Las papas bravas son muy apañadas pero no os las recomiendo, no son muy buenas, o al menos a mi no me dicen nada… tienen cosas mejores, casi cualquiera de su carta de raciones de hecho.

Si tenéis más hambre, podéis elegir un plato combinado, pero para mi gusto es un sitio para cenar de raciones o picotear de tapas si no quieres cenar.

Si no buscas cenar mucho, quedaros en la zona de la barra y pedid alguna tapa y algún vino, tiene bastante variedad, os gustarán.

Tapas taberna Gasca
Tapas taberna Gasca

Precio de la taberna Gasca de Zaragoza

Quizás esto sea una de las mejores cosas de este restaurante de Zaragoza, que es barato, comes mucho y por poco dinero. Por 10€ por persona cenas y bien cenado a base de raciones, cena y bebida, si comes postre y café suma un poco más, alrededor de 15€

Gran parte de las raciones de la carta tienen dos tamaños, sencillo y doble, y aquí llega la primera duda, uno sencillo será suficiente o necesitaremos el doble? Pues bien, según mi experiencia, si vais  hasta 4 personas, no pidáis el doble, pedid el sencillo, todos podréis comer bastante, el doble será excesivo.

A partir de 4 personas igual el sencillo se queda justillo. Y en cuento al número de raciones que pedir, con una sencilla por cabeza (para compartir) cenáis de sobra, aunque si sois bastante comedores, podéis pedir una de más para no quedaros con hambre.

En relación al tapeo, quizás venir de tapeo aquí sea un poco más caro que cenar de raciones, aunque las tapas son bastante grandes también, y la calidad está bien. Pero yo os recomiendo elegir este bar de Zaragoza para cenar o comer de raciones y no tanto de tapeo.

Servicio de la taberna Gasca de Zaragoza

Y por último hablaremos de lo que es para mi gusto el peor de los puntos de este bar de las Delicias, su servicio.

La verdad es que el servicio de barra es genial, son atentos y observadores y simpáticos, quizás influya a que el dueño del bar está por ahí merodeando, siempre está al tanto de si alguien está esperando en la barra y enseguida avisa a los camareros y les dice “acercaros allí que ese chico/a está esperando”. Te atienden enseguida, con sonrisa y bien servido.

Por otro lado, el servicio del comedor a mi parecer es bastante deficiente, rápido donde los haya, todavía no has pedido algo y ya te lo han sacado, pero el personal es muy desagradable, particularmente el señor más mayor, ojo que quieras pedirle algo, hazlo por favor y con mucho tacto o terminarás creyendo que el siguiente plato vendrá con un escupitajo.

Apenas te miran a la cara cuando pides algo, te lo tiran encima de la mesa y si necesitas algo más, ya puedes estar atento a llamarlo porque o gritas como si estuvieras en una tasca o no te ven.

Pero si hay algo que me desagradó la última vez que fui, es decir, ayer, y que probablemente haga que me piense bastante el volver, es el detalle que tuvieron con la cuenta.

Para empezar he de decir que yo acostumbro a dejar siempre propina en los restaurantes, me traten bien o mal siempre hay propina y ésta va en relación al servicio prestado.

Pues bien, ayer la cuenta ascendía a 31,15€, yo llevaba bastante moneda suelta y un billete de 50€ y dejé en la bandeja 51,50€ con el fin de que me devolvieran 20€ y luego sacar yo mis monedas y dejarlas de propina, para así no llevar tanto suelto.

Creo que el camarero creyó que la propina que iba a dejar era la diferencia entre 31,50€ y 31,15€ así que ni corto ni perezoso, no me devolvió un billete de 20€ sino 15€ en billete y 5€ en bien de suelto, de todo tipo de monedas para que pudiera dejar lo que quisiera.

Me supo a cuerno quemado, estuve a punto de no dejar nada de propina, pero al final no sé por qué extraña razón dejé lo que siempre suelo dejar, entre el 5 y el 10%. Sinceramente nada más salir ya me arrepentí de haber dejado la propina, pues ni nos habían atendido bien ni me pareció bien el detalle de la cuenta.

Y hasta aquí mis experiencias en la taberna Gasca de Zaragoza, un sitio muy de barrio en el que comeréis bien aunque el servicio debiera de mejorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *