Opiniones del Restaurante Sophia Bistró de Zaragoza

Nuestra puntuación

Bastante antes de lo que me gustaría, saco del horno mi experiencia en un restaurante que apuntaba maneras y se quedó en eso. Y digo antes de lo que me gustaría puesto que he pasado una noche con las tripas fatal y me he levantado antes de lo que esperaba.

Dónde está el Restaurante Sophia Bistró de Zaragoza

Probablemente sea lo único positivo del restaurante, la ubicación céntrica. Se ubica a escasos metros del Corte Inglés de Sagasta por lo que prácticamente todas las quedadas van bien.

C. de Pedro María Ric, 25,

50008 Zaragoza

Teléfono: 976 23 43 76

Para los que vengáis en coche, podéis dejar el coche en el parking de IberCaja o bien intentar aparcar por la zona, para comidas es un poco más complicado encontrar sitio pero para cenas es mucho más factible que podáis aparcar.

Si venís en transporte público casi cualquier línea que pasa por el centro os vendrá bien, incluido el tranvía.

Instalaciones de el Restaurante Sophia Bistró de Zaragoza

Ensalada centollo Sophia Bistró Zaragoza
Ensalada centollo Sophia Bistró Zaragoza

Comenzar diciendo que se arriesgan mucho abriendo en ese local, porque está maldito. Llevo rondando la zona por trabajo bastante tiempo y he visto bastantes negocios de hostelería en ese local, y todos acaban cerrando.

Dicho esto, el restaurante no está mal, tiene una terraza afuera de las típicas que quitan 2 plazas de parking y bastantes mesas dentro.

Son mesas altas, por si vais a ir con alguna persona más mayor. Es curioso porque es un restaurante con un perfil de comensal de edad avanzada pero un mobiliario un tanto incómodo.

A pesar de ello, está bastante bien y hay bastantes botella de vino de decoración que apuntan a que va a ser un restaurante con buen vino en Zaragoza.

La verdad es que no sé si buen o mal vino, porque la carta era bastante larga pero entre lo que tardaron en darnos la carta, yo en decidir y tomar nota y que las 2 botellas que pedí no las tenían, termine diciendo que nos pusieran una copa de lo que quisieran, que era demasiado trabajo para mi elegir por tercera vez.

Menús de el Restaurante Sophia Bistró de Zaragoza

Zamburiñas Sophia Bistró Zaragoza
Zamburiñas Sophia Bistró Zaragoza

Quedé con un amigo y le propuse ir a este sitio (amigo que por cierto es más foodie que yo y que terminó con la misma mala sensación que yo) y le convenció la carta.

Queríamos algo sanillo pero rico. La verdad es que tienen bastantes cosas y con buena pinta y nos enamoró la carta.

Ahí quedo, en enamoramiento. Hay bastantes platos, no son muy grandes, si vais a compartir, como mucho muchísimo para 3 personas. Si sois más, pedid más de un plato de cada.

Nosotros para los 2 pedimos 4 platos, y salimos llenos. También pedimos pan, que yo sin pan ya sabéis que no sé comer, a lo mejor si no pedís pan, necesitáis postre.

Pedimos una ensalada de centollo que no sabía casi ni a centollo ni a bogavante y que los trozos de bogavante eran bastante escasos.

Unas zamburiñas que tardé 3 minutos en comerlas y me las comí frías. La verdad es que tardé porque estaba esperando al pan y me las comí sin pan. A las zamburiñas les sobra la cebolla, solo sabían a cebolla.

Unos raviolis de pato que me parecieron lo mejor de la elección (mi amigo dijo que tampoco le dijeron mucho) y por último presa ibérica que viene con patatas y me la comí medio fría también.

Podríamos decir, y coincidimos tanto mi amigo como yo, que lo mejor de la cena fueron las patatas asadas que venían con la presa, que era la guarnición.

Os dejo el enlace con la carta del restaurante Sophia Bistró

Precio de el Restaurante Sophia Bistró de Zaragoza

Ravioli Pato Sophia Bistró Zaragoza
Ravioli Pato Sophia Bistró Zaragoza

Seguimos con otro punto que a nadie que reserve en este sitio le puede sorprender, el precio. Para mi gusto es un sitio de muy mala relación calidad precio.

El producto no es especialmente espectacular, la elaboración es bastante sencilla, la atención bastante nefasta, el local, sin más pero el precio se va a precios de restaurantes como la Senda que le da mil vueltas.

De los 4 platos, 2 copas de vino y una botella de agua pagamos 93€, casi 50€ por persona me parece demasiado. Ah, y una manzanilla que me pedí yo, que menos mal que me la pedí porque aún así he estado toda la noche con las tripas en movimiento.

Decir que la manzanilla estaba muy buena.

Servicio de el Restaurante Sophia Bistró de Zaragoza

Presa Ibérica Sophia Bistró Zaragoza
Presa Ibérica Sophia Bistró Zaragoza

Realmente va a sonar este punto un poco incongruente porque el personal es bastante simpático pero el servicio es nefasto, y la verdad es que no son cosas incompatibles.

Para empezar, podías hacer reservas cada media hora, yo entendí que era para que los clientes no se acumularan y poderlos atender más rápido.

Pues parece ser que no, el servicio es de lo más lento que me he encontrado hace días. Tan es así que una mesa de unas señoras pijas, se levantó de la mesa y se acercó a una camarera a pedir la comanda porque no se pasaban por su mesa.

Tardaron como 20 minutos en tomar nota del agua, 10 minutos más para la primera botella de vino, otros 10 para la segunda, y 20 minutos para el pan. Muy lentos la verdad. Cierto es que los platos los sacaron bien, ni lentos ni rápidos, aunque vinieran fríos.

 

En resumen, mucho tienen que mejorar para que merezca la pena volver a ir, eso sí, que conste que estaba lleno y que hay bastantes mesas, todavía tiene mercado.

Deja un comentario